martes, 3 de noviembre de 2009

ABSTRACT DEL PROYECTO ESCUELAS DE FORMACIÓN

Creatividad para la convivencia de los Nortesantandereanos

Las escuelas de formación artística y cultural son un programa del departamento Norte de Santander, su diseño responde a las necesidades de formación y expresión artística y cultural de los habitantes de la región, principalmente niños y jóvenes, ofreciendo espacios de encuentro y formas de expresión a través del arte. El programa se desarrolla desde el año 2002 en 30 municipios con el apoyo de formadores en artes y con la asesoría y acompañamiento de un equipo de profesionales de la Secretaria de cultura del departamento. La experiencia de Norte de Santander ha sido considerada como piloto y significativa a nivel nacional por parte del Ministerio de Cultura y educación por su estrategia que vinculación a comunidades locales a procesos de formación y expresión artística, articula en sus lineamientos curriculares el desarrollo de la creatividad, el estimulo al dialogo de identidades locales para la convivencia ciudadana. En el momento se trabaja en consolidar una red de formadores en artes y cultura y un subsistema de formación para el departamento que de sostenibilidad y fortalezca los procesos existentes.


Descripción de experiencia

Las Escuelas de formación artística y cultural en Norte de Santander son espacios de confluencia comunitaria y de encuentro interinstitucional creados a partir de necesidades locales de formación y de expresión artística y cultural; más allá de la formación de artistas, tienen como objetivo el contribuir a la formación de seres humanos sensibles quienes a través de las artes descubran nuevas posibilidades para su expresión cultural, artística y el encuentro social.

Las escuelas tienen como misión el posibilitar escenarios donde a través de la expresión artística se exploren y asuman nuevas practicas culturales y sociales donde se favorezca la caracterización de los rasgos distintivos que identifican a la población del departamento Norte de Santander, favoreciendo el acceso a las manifestaciones, bienes y servicios culturales, promoviendo la creatividad de conformidad con lo establecido en la Constitución Política Colombiana y la Ley; reconociendo los Derechos Humanos, la convivencia, la solidaridad, la interculturalidad, el pluralismo y tolerancia como los valores culturales fundamentales, base esencial del desarrollo y de la cultura para la paz.

El proyecto se viene adelantando desde el año 2002 en llegando a 2007 a 30 Municipios del Departamento con gran éxito; en él se ofrecen oportunidades de formación para creación y expresión, desde espacios no formales e informales de educación y expresión; donde niños, jóvenes con la orientación de los formadores desarrollen su sensibilidad, capacidad perceptiva desde la exploración y la apreciación de lenguajes artísticos. Desarrollan en el arte, el pensamiento creativo en la población beneficiada como alternativa de cambio para esta sociedad.

Las escuelas buscan aportar en la formación de nuevo hombre para una sociedad en crisis, los marcos teóricos sustento de la creación de las escuelas de formación artística y cultural, proponen la formación integral de un individuo, a través de las disciplinas artísticas, con una sensibilidad, tan propia, que le permita el desarrollo de un proyecto de vida en los marcos de la civilidad.

Los lineamientos curriculares a partir de los cuales se desarrolla la acción pedagógica son de orientación constructivista, comparten tres ejes, la creatividad, la identidad cultural y la convivencia ciudadana. Reconocen y favorecen la organización de los saberes locales, se conciben como complemento a la educación formal, no compiten con ella, construye espacios alternativos en casas de cultura, bibliotecas o centros comunitarios, basa su estructura en núcleos y ejes temáticos, concibiendo éstos como espacios académicos, holísticos interrelacionados que fortalecen lo colegiado, lo cooperativo y lo autogestionario, mediado por la investigación y en relación con la pedagogía, la ciencia, la cultura, la estética, el arte y el entorno. Es una propuesta que fomenta espacios de dialogo a través de las artes, favorece el encuentro intergeneracional; así como la expresión de la comunidad de todas las manifestaciones sin distinguir sexo, edad, afiliación religiosa o política.

El proyecto en la actualidad entra una nueva fase que incluye la creación de una red de formadores del departamento, articulación con la red de jóvenes lideres y la consolidación del Sistema de formación en artes y cultura para el departamento, paralelo a estas acciones se trabaja en el diseño y construcción colectiva de contenidos pedagógicos en las áreas de trabajo: Música, Expresión escénica - danzas y expresión plástica. Cada localidad de acuerdo a su contexto construye y adecua su propuesta curricular para la enseñanza de la técnica de las artes pero también de su estrategia mediadora para la expresión de cada uno de los problemáticas sociales particulares de la región, la cual desarrolla con la asesoria y acompañamiento de un equipo de profesionales de la Secretaria de cultura.

El proyecto se desarrolla en 4 momentos no necesariamente secuenciales que se relacionan entre si: 1. formación de formadores, 2. Formación de participantes y comunidad beneficiaria, 3. Conformación de la redes de escuelas de formación. 4. Espacios para la expresión, convivencia, recreación y el reconocimiento. Intervienen en este proceso casas de cultura, bibliotecas municipales, sector educativo, redes de jóvenes y organizaciones comunitarias y comunidad participante de 35 municipios.

El proyecto articula y desarrolla políticas públicas de los niveles local, departamental y nacional como Plan Nacional de Cultura 2001-2010 “Hacia una ciudadanía democrática cultural”, el Sistema Nacional de formación artística y cultural, SINFAC, el Plan de desarrollo Departamental “ Un Norte para todos”, y Planes Municipales de locales de desarrollo. Ofreciendo alternativas y estimulo al desarrollo de procesos locales de formación artística y cultural, que serán fortalecidos junto con las casas de cultura, bibliotecas y comunidades que participan en el proceso, quedando al finalizar el proyecto entre otros un Sistema de Formación artística y cultural para el departamento, módulos pedagógicos y una dinámica red de formadores y escuelas de artes y cultura.

La iniciativa de las escuelas de formación permiten el acceso a procesos de formación artística de manera gratuita para niños y jóvenes, permitiendo la construcción colectiva y participativa de procesos culturales, despierten el interés por las artes como medio de expresión, fortaleciendo y reconociendo en el proceso las identidades locales y regional, brindando espacios lúdico creativos de dialogo para fortalecer sus valores democráticos y la convivencia en los municipios beneficiarios.

Pertinencia de la iniciativa

En las pruebas SABER aplicadas por el Ministerio de Educación Nacional a 629.683 niños y jóvenes de la educación básica de los cuales 16.682 son de Norte de Santander en el año 2003, dio los siguientes resultados: El promedio nacional de conocimientos de ciudadanía es de 5.06/10 y en departamento es 4.83/100, Actitudes hacia la ciudadanía 6.10/100 y el departamento 5.97/100, Ambientes Democráticos 5.46/100 a nivel nacional y 5.43/100 en el departamento, entre otros datos; estos indicadores colocan en evidencia que las practicas culturales y conocimientos de niños y jóvenes son limitados en competencias ciudadanas. Podría interpretarse que el sistema educativo colombiano formal no está cumpliendo su propósito de formar en ciudadanía promedio 4.0 a nivel nacional y 3.9 en Norte de Santander lo que hace prioritario practicas culturales que favorezcan el diálogo y la convivencia de los colombianos y nortesantandereanos.

Un estudio comparado en 7 municipios, realizado por la Secretaria de Cultura a través de una estudiante de Psicología de la Universidad de Pamplona en el año 2005, evidenció que es posible que a través de experiencias lúdicas, creativas, informales y de educación no formal aportar a la construcción de prácticas culturales que recuperan y estimulan a través de la creación y expresión artística, la identidad, aportan a la convivencia ciudadana desde el reconocimiento de la diversidad cultural que nos rodea y valoran el dialogo como un una opción para el manejo de sus emociones y la convivencia como grupo.

Limitaciones y necesidades atendidas

En el proceso de evaluación y concertación de las acciones adelantadas a lo largo del proyecto con la comunidad participante se ha identificado: Bajo perfil en los formadores en competencias ciudadanas y practicas pedagógicas y didácticas inadecuadas a contextos locales. Pocas oportunidades de acceso a actividades culturales y de formación en artes. Uso inadecuado de tiempo libre, pérdida y débil identidad cultural, abordaje inadecuado de las diferencias culturales, poca importancia al dialogo cultural, débil desarrollo de una cultura política y ciudadana entre otros, dificultades de comunicación y trabajo en equipo, baja calidad en los productos artísticos producto de la formación.



El proyecto busca generar mecanismos de acceso a los procesos de formación artística de manera gratuita para niños y jóvenes, permitiendo la construcción colectiva y participativa de procesos culturales que despierten el interés por las artes como medio de expresión, fortaleciendo y reconociendo en el proceso las identidades locales y regional, brindando espacios lúdico creativos de dialogo para fortalecer sus valores democráticos y la convivencia en los municipios beneficiarios.



Algunos datos de impacto del programa:



Cobertura

• 30 municipios a diciembre de 2007 / meta 35 a diciembre de 2008

• 90 artistas formadores, 3 coordinadores regionales 1 coordinador

• 30 coordinadores municipales de cultura,

• 30 entidades culturales locales casas de cultura o bibliotecas fortalecidas en su misión institucional.



Tabla 1. CONSOLIDADO GENERAL DE PARTICIPANTES 2007 FORMARTE*

Género Número de participantes en la realización del proyecto Rangos edades

Hombres 1279 De 1 a 12 años

597 De 13 a 17 años

222 De 18 a 25 años

56 De 26 a 40 años

46 De 41 a 60 años

61 De 61 años en adelante

Mujeres 1316 De 1 a 12 años

579 De 13 a 17 años

120 De 18 a 25 años

86 De 26 a 40 años

43 De 41 a 60 años

67 De 61 años en adelante

TOTAL 4472

* El proyecto atiende población de diferentes edades, además de niños y jóvenes



Elementos de los Lineamientos curriculares para las escuelas de formación en Norte de Santander

Las escuelas de formación en Norte de Santander se han constituido en proceso de aprendizaje permanente para todos sus actores, casas de cultura, formadores, redes sociales participantes y entidades coordinadoras en la actualidad el proceso adelantado conduce a la identificación y construcción colectiva de diseños curriculares para las escuelas y la continuación del proceso de formación de formadores en todas las áreas de trabajo



Se ha adelantado algunos elementos del diseño curricular en un convenio con EPA escuela popular de artes de Medellín, el año 2003 y un diplomado en creatividad e investigación en convenio con la universidad de Antioquia en el 2004.



Resultado de este proceso de han identificado el tejido de saberes a la luz de ciencias como la pedagogía, la Teleología educativa , la Axiología y la Sociología.



Dichos elementos son:



Saber científico

El saber científico es, de entrada un saber que nos permite teorizar para luego comprender la naturaleza y sus procesos.



La toma de conciencia en el hombre del mundo, se tradujo en hermenéuticas o interpretaciones de la realidad mundanal, que han llevado al hombre a construir un saber a través de éstas.



El saber científico en cuanto a su estructura, es un saber sistemático, coherente en sus contenidos, lo cual se consigue gracias a un proceso riguroso de elaboración. Por lo tanto, si queremos hacer del currículo una herramienta de trabajo seria, debe estar coherentemente estructurado.



Por último, el saber científico, se caracteriza por el empleo de un lenguaje preciso, que evite múltiples “interpretaciones”, esto nos lleva como proyecto en construcción a desechar lenguajes corrientes y a utilizar nuevos términos más acordes con la pedagogía, que será el centro de engranaje de toda esta propuesta curricular.



Pedagogía



La pedagogía es un saber que constituye al maestro formador como sujeto de ese saber pedagógico, aquel que pone en práctica los enunciados de un conocimiento en una sociedad determinada. Su determinación ocurre en un campo de saber, que para nuestro caso será la danza, la música, o las artes escénicas, pero que son también definidas desde otras instancias, tales como: la comunidad intelectual, las prácticas del saber, intervenidas por estrategias de poder.



Todo saber produce y requiere de un sujeto de saber para sus ejercicios. Para el caso nuestro, el sujeto ha de estar determinado desde el saber pedagógico, desde los saberes específicos antes mencionados y desde los procesos de institucionalización de cada uno, en las comunidades.



Para el diseño curricular de las Escuelas de Formación Artística y Cultura de Norte de Santander, la organización del saber, se determina por núcleos, concibiendo éstos como espacios académicos, que fortalecerán lo colegiado, lo cooperativo y lo autogestionario, mediado por la investigación y en relación con la pedagogía, la ciencia, la cultura, la estética, el arte y el entorno.



Los núcleos serán por tanto, la principal estrategia para la construcción de un equipo que se constituye como vehículo de comunicación con las artes, la estética, la cultura y la ciencia y el espacio de posible conceptualización pedagógica y didáctica.



El objetivo primordial de esta propuesta, es crear una cultura de colaboración que logre contactos profundos, personales y duraderos entre los miembros de las diferentes escuelas de artes, los cuales produzcan propuestas, no sólo, en sesiones o reuniones concretas, con objetivos especiales, sino, que sean parte de la cotidianidad de las relaciones entre las diferentes escuelas.



El trabajo a realizarse es un esfuerzo mancomunado, para abrir espacios, tendientes a la aproximación y a la definición de un campo conceptual de la pedagogía en el arte y la estética y un campo aplicado, con el objeto de articularlos a la información de niños/as y jóvenes en las diferentes escuelas objeto del convenio.



Los núcleos propuestos deben ser al interior de las diferentes escuelas, espacios “interdisciplinarios, donde confluyan los aportes y reflexiones entorno a la didáctica, a la pedagogía y a los saberes específicos de: la danza, la música y las artes escénicas”.



Esta propuesta busca indagar qué dice la pedagogía de cada uno de ellos y de qué modo es posible construir a partir de sus aportes, campos aplicados para la danza, música y las artes escénicas y la plástica.



Se parte de dos preguntas: Educar en el arte? O formar en el arte? Porque educar para el arte o formar para el arte, son preguntas diferentes que darán contextos diferentes a la necesidad de formar un nuevo hombre para una sociedad en crisis, como la nuestra; y los marcos teóricos sustento de la creación de las escuelas de formación artística y cultural, proponen la formación integral de un individuo, a través de las disciplinas artísticas, con una sensibilidad, tan propia, que le permita el desarrollo de un proyecto de vida en los marcos de la civilidad.



En este sentido la educación, formación de las escuelas objeto de los convenios con los municipios, serán una tarea institucional y sistemática, con una finalidad muy clara, la formación de un individuo íntegro y esta integridad no puede ser otra, que la realización plena del alumno, hombre que quiera, que identifique y que reconozca su medio, con conciencia de realidad.



Nuestros fines teleológicos: se moverán en tres niveles o estratos: nivel filosófico o ideológico; por el cual pretendemos una interpretación personal del mundo y el papel de cada uno de nosotros en él.



Nivel social



Que centra nuestro participante en una realidad histórica social concreta, en la cual debe desenvolverse de manera reflexiva. El logro de la integración y concientización social, pasará por la adquisición previa del patrimonio cultural artístico y estético, del lugar en que se ubique al sujeto partícipe del proyecto.





Nivel personal



En el cual el participante niñ@ o joven encontrará su propio papel en la colectividad y logrará su plena realización como individuo. Para conseguir este nivel, nuestro modelo curricular, respetará los procesos madurativos, las actitudes y los intereses de cada educando. Por lo tanto la elección de trabajo en una u otra disciplina, ofrecidas por las escuelas, será opción de vida libre, la cual respetaremos.





La axilología



El proyecto curricular se enmarca en una serie de valores, porque no todo en educación artística o formación artística puede ser racional. Los valores han de ser los ejes que articulen el proyecto curricular que nos motiva.



Los valores objeto de nuestro trabajo, serán: el valor de la justicia, el valor de la libertad, el valor de la democracia, el valor de la participación y el valor de la creatividad.



Valor de la Justicia: La entenderemos como la posibilidad de participación y de puesta en escena de las diferentes potencialidades que cada uno posee y que caracteriza a cada formador, por lo tanto, cada programa curricular que se desprenda de este diseño, tendrá las características propias de los integrantes del grupo humano que conforman y ponen en marcha la presente propuesta.



Valor de la Libertad: Desde otra perspectiva se puede también justificar la educación como requisito, que hace posible la plena libertad. Si actuar libre significa posibilidad de opción entre diversas alternativas, es la educación la puerta de la cultura, que muestra las diversas opciones.



El proyecto curricular, busca que el participante opte libremente por cualquiera de las opciones y que el maestro formador tenga la posibilidad de tomar el presente diseño como una guía y no como camisa de fuerza, que dañaría cualquier intento de cambio o de innovación creativa en el proceso.



Valor de la Democracia: La democracia aparece como necesidad del respeto mutuo, como posible convivencia de las diferentes ideologías, siempre que todas ellas permitan, el mantenimiento mismo de la sociedad pluralista. No tiene sentido hablar de pluralismo, sino se respetan las discrepancias, sino se respetan las diferencias, por lo tanto, el modelo curricular propuesto, velará porque se respeten todas las manifestaciones artísticas y culturales y se trabajen con seriedad e intensidad, según cada caso.



Para el proyecto no habrán música de mayor o menor calidad, no habrá danza posible de no trabajar o sin mérito para ser trabajados, porque lo que se busca es la educación integral, no fragmentada que sólo conduce a visiones parciales del mundo, un mundo en el hoy, complejo y global



Valor de la participación: Hablar de participación, en principio equivale a hablar de democracia, o de democracia participativa, puesto que aquella permite que cada sujeto pueda hacer sentir su voz.



El diseño curricular propuesto, ha de ser un punto de encuentro entre: los formadores – estudiantes – comunidad, donde cada grupo tenga la posibilidad de opinión y de aporte, lo que dará como consecuencia que cada municipio, desarrolle una propuesta única e irrepetible, que los caracterice y los determine, en el marco de los diferentes modelos nacionales o departamentales.



Valor de la creatividad: Como escuelas de arte, estamos ante un insoslayable desafío: nuestra pregunta es ¿si la creatividad se puede diagnosticar y cultivar? Si por otra parte es un requisito imprescindible para el estudio de las artes o para habitar este mundo en ámbito, en donde los hábitos para formular respuestas nuevas ante situaciones inéditas, van a ser la condición para que cada cual pueda afianzar su vida.



Para las escuelas de arte, el desarrollo de la creatividad, ha de ser un objetivo de trabajo.



Valor sociológico: La historia, la sociedad y la cultura testifican que los paradigmas humanos han sido muchos, resulta ilusorio soñar con una receta de hambre integral para la sociedad actual. Pero esto, no nos puede llevar a desfallecer, pensamos que la dinámica autorrealizada en una concepción realista de la vida, es la integración de saberes científico – filosóficos – estético – ético - culturales, lo que nos ha de conducir a una propuesta curricular en el campo de las artes, a precisar en una formación artística y no en una educación artística como se ha hecho hasta ahora.



Porque el hombre no es un espíritu, ni un alma encarnada como dijera Platón, el hombre es una ser somatizado, es decir enraizado en un cuerpo con el que forma parte de una unidad indisoluble. El hombre es espíritu, el hombre es cuerpo, el hombre es psiquismo, pero en un todo armónico.



En esta perspectiva, el diseño curricular considerar el estudiante participante como ser con herencia y ambiente, un ser abierto al diálogo y al cambio, un ser con diversas inteligencias, un ser abierto por su libertad, un ser abierto como aprendiz, un ser comunicador y simbolizador, un ser con características y potencialidades muy propias.





Más información:



www.formarte.info

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada